Legisladores federales | 21 de Abril de 2021

El documento plantea que la consulta deberá efectuarse a través de mecanismos y procedimientos apropiados a las culturas, lenguas y formas de organización de las comunidades indígenas y afromexicanas. Foto María Luisa Severiano / archivo La Jornada

Por

Por 

Enrique Méndez y Georgina Saldierna / La Jornada

Ciudad de México, 21 de abril.- La Cámara de Diputados aprobó ayer en lo general la Ley de Consulta a los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanas con 466 votos favor, cero en contra y tres abstenciones, la cual tiene el objetivo de que estos sectores de la población puedan opinar sobre proyectos administrativos y legislativos que pudieran afectarlos.

También avaló las adiciones presentadas de última hora por el partido Morena por 309 a favor, 146 en contra y 3 abstenciones. De ellas resalta que no habrá incremento al presupuesto para este tema en el presente ejercicio fiscal y que la suspensión de proyectos y legislaciones sólo será posible si hay una mayoría absoluta a favor de ello.

La diputada Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano, acusó a Morena de echar a perder el trabajo de un año a través de las reservas presentadas y metiendo por la puerta de atrás temas que van en contra del espíritu de la ley.

Sin presupuesto
También sostuvo que el partido mayoritario cae en simulación y comete una traición al aprobar una iniciativa sin presupuesto para las consultas.

Las morenistas Irma Juan Carlos y Araceli Ocampo rechazaron que en su partido haya simulaciones y aseguraron que no se niega presupuesto. El propósito de su reserva es que se vayan asignando recursos de manera gradual, pero sin afectar la economía nacional y tomando en cuenta la emergencia sanitaria, así como que las entidades y dependencias también tienen la obligación de otorgar dineros.

Durante la aprobación en lo general, diputados de todos los partidos resaltaron que esta legislación es resultado del consenso con las comunidades y tiene la virtud de cumplir con los estándares internacionales en la materia.

Calificaron de histórico el aval dado al proyecto, si bien, recordaron que se legisló en acatamiento a una sentencia de la Suprema Corte.

El documento plantea que la consulta deberá efectuarse a través de mecanismos y procedimientos apropiados a las culturas, lenguas y formas de organización de las comunidades indígenas y afromexicanas.