Legisladores federales | 12 de Mayo de 2021

El ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. Foto Cristina Rodríguez / La Jornada

Por

Por 

Andrea Becerril y Víctor Ballinas / La Jornada
Ciudad de México, 12 de mayo.- El reciente accidente en la Línea 12 del Metro, que dejó un saldo de 26 personas fallecidas y 80 heridas, confrontó a las fuerzas políticas durante la sesión de la Comisión Permanente y aunque el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, demandó que ese órgano del Congreso no se convirtiera en “tribuna de linchamiento ni mucho menos prender hogueras para quemar a funcionarios públicos”, y se bajó un punto de acuerdo en que se pedía desaforar al ex jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, legisladoras morenistas insistieron en su responsabilidad en el percance.

Y, por su lado, la fracción del PAN, que encabeza Julen Rementería, pidió que la Comisión Permanente exija al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, que renuncien de inmediato a sus cargos, y se pongan a disposición de las autoridades, para deslindar también su probable responsabilidad en ese percance en la llamada “Línea Dorada”, el pasado 3 de mayo.

La senadora panista Kenia López Rabadán intentó que se discutiera ese punto de acuerdo y desde su escaño advirtió que no puede pasarse por alto la responsabilidad de Ebrard y de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, la mayoría lo acalló.

En conferencia posterior, senadoras de Morena Malú Micher, Margarita Valdés, Bertha Caraveo y su compañero de bancada, José Narro, aclararon que debe esperar el resultado de las investigaciones, antes de exigir sanciones, pero dejaron claro que Mancera tiene mucho que aclarar, ya que al recibir la Línea 12 del Metro, del jefe de gobierno saliente, Marcelo Ebrard, la señaló como segura y operable, lo que fue avalado por empresas alemanas.

Un año después, agregaron, Mancera anunció el cierre temporal de once estaciones de la Línea 12 del Metro, para reparaciones del tramo elevado, que se prolongó por 20 meses. Un estudio de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, descartó la presencia de fallas estructurales.

Al respecto, el senador Mancera ofreció una conferencia de prensa en la que advirtió: “No voy a repartir culpas” por lo ocurrido en la Línea 12 del Metro, afirmó que tampoco eludirá su responsabilidad y pidió esperar los dictámenes periciales, para precisar qué fue lo que ocasionó este lamentable hecho.

“Yo no voy a repartir culpas, no voy a caer en esa dinámica, no voy a señalar a nadie, por eso no he estado en los medios de comunicación, porque me insisten que ahora precisemos y digamos. Yo lo que les pudo decir lo que se hizo, se hizo no solamente por servidores públicos, se hizo con empresas de reconocido prestigio nacional e internacional, en dos momentos: Un momento que fue la rehabilitación de vías y material rodante y en un segundo momento también intervinieron empresas de reconocido prestigio, de alta especialización en el tema, que son los que reforzaron lo que se tenía que reforzar”.

Esos momentos, agregó, son los que tendrán que evaluar si lo hicimos bien, cómo fue que lo hicimos, cuáles fueron los procedimientos. Y tampoco estamos eludiendo ningún tipo de responsabilidad, aquí no es un asunto de fuero o no fuero, es un asunto de la razón o no la razón, se hizo bien o no se hizo bien”.

El coordinador del PRD en el Senado insistió en que coadyuvará n todo lo que requieran las autoridades, y agregó que entiende que se vive una gran efervescencia política.