Chihuahua | 01 de Marzo de 2021

Agente de la patrulla fronteriza. Foto tomada del Twitter @CBP

Por

Por 

Rubén Villalpando / La Jornada

Ciudad Juárez, Chih., 1 de marzo.- Elementos de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos detuvieron durante enero a 5 mil 707 menores de edad que ingresaron sin documentos ni compañía de adultos; mil 97 llegaron por la región que comparten Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Los menores migrantes fueron deportados luego de que se les tomaron datos, huellas y fotografías, de acuerdo con leyes emitidas el 21 de marzo de 2020 por la administración de Donald Trump que siguen vigentes, señaló el organismo en conferencia de prensa.

De acuerdo con autoridades de la CBP con sede en El Paso, en enero sus agentes arrestaron en las inmediaciones de esa localidad a 10 mil 615 indocumentados de diversas nacionalidades que cruzaron desde Ciudad Juárez. Añadieron que además de los mil 97 menores solos detenidos en torno a El Paso capturaron a otros 2 mil 119 menores no acompañados en la zona fronteriza de Río Grande, Tamaulipas.

La CBP acotó que entregó a los menores a autoridades migratorias mexicanas siguiendo protocolos establecidos entre ambos gobiernos, mientras los adultos simplemente fueron regresados por cruces internacionales.

En tanto, la organización civil Casa Anunciación, ubicada en El Paso, recibió el viernes pasado a 25 solicitantes de asilo que se acogieron al programa Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés).

El sacerdote católico estadunidense Rubén García, director ejecutivo de Casa Anunciación, explicó en conferencia de prensa que la organización sin fines de lucro cuenta con voluntarios preparados para acoger a los refugiados como lo hicieron en años pasados con los integrantes de las caravanas de migrantes centroamericanos.

Agregó que, "al igual que en 2018 y 2019, Casa Anunciación será un punto clave y autorizado para recibir a los peticionarios de asilo".

El MPP, también conocido como el programa Permanecer en México, se aplicó durante la administración de Trump, pero su sucesor, Joe Biden, lo canceló indefinidamente para estudiar su funcionamiento y considerar cada caso.

Los expedientes de los peticionarios de asilo en México siguen abiertos, en espera de que autoridades estadunidenses definan los procedimientos.