méxico | 31 de Julio de 2020

Personal médico y de enfermería ha realizado varias movilizaciones para reclamar que se deje en libertad a su colega. Foto La Jornada

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada

San Cristóbal de Las Casas, Chis., 31 de julio.- Más de 200 trabajadores de la salud marcharon nuevamente este viernes en Tuxtla Gutiérrez para exigir la liberación del médico Gerardo Vicente Grajales Yuca, ex jefe de Urgencia y Medicina Crítica del Hospital de Especialidades Vida Mejor, detenido el pasado fin de semana bajo acusaciones de abuso de autoridad.

Los médicos, enfermeras y personal administrativo, que vistieron con sus uniformes blancos, aseguraron que Grajales Yuca, sobre quien pesan dos demandas —aunque se le detuvo por la primera—, y fue vinculado a proceso el jueves por un juez penal, "es víctima de la corrupción del sector salud y de intereses políticos".

Con pancartas en las que demandaban la excarcelación del cardiólogo, expresaron que el proceso jurídico en su contra evidencia que el ejercicio del servicio médico en Chiapas “es un riesgo”.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que de acuerdo con la primera carpeta de investigación, en su calidad de servidor público del área Covid-19 del Hospital de Especialidades Vida Mejor, dependiente del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (Isstech), Grajales Yuca “solicitó a la persona denunciante equipo e insumos para tratar a su padre, siendo que de acuerdo con la Secretaría de Salud del Estado el nosocomio cuenta con los medicamentos y el equipo necesario para atender a los pacientes”.

Agregó que en una segunda carpeta de investigación en contra del médico, el ciudadano Jorge Gustavo Cervantes Yáñez, contagiado con Covid-19, declaró que el imputado le pidió “entre 550 mil y 650 mil pesos” por atenderlo “en una habitación con una curación integral porque estaba yo grave y que era posible que necesitara intubación”, en el citado nosocomio.

Los asistentes a la marcha de este viernes, afirmaron que el urgenciólogo solicitó la adquisición de medicamentos porque no hay en existencia en el hospital del Isstech, pero no hubo dolo "ni beneficio personal en esa conducta", por lo que no se configura el delito de abuso de autoridad.

Sostuvieron que en el hospital del Isstech presuntamente se creó un área exclusiva para atender a políticos, a funcionarios y servidores públicos; y resaltaron que Grajales Yuca, es "víctima", dado que fue detenido “con engaños” el sábado pasado, luego de que Karen Alejandra Ramírez Molina, hija del exdiputado local y ex líder del partido Mover a Chiapas, Miguel Arturo Ramírez López, quien murió en días pasados de Covid-19 en ese centro hospitalario, acusara al galeno de pedirle dinero para la atención de su padre, por lo que interpuso la denuncia en su contra, el pasado 28 de julio.