Baja California | 28 de Febrero de 2021

El representante en México del Centro para la Diversidad Biológica, Alejandro Olivera comentó que las mesas de trabajo organizadas por autoridades federales y estatales fueron decepcionantes para pescadores. Foto cortesía del investigador Manuel Salvador Galindo

Por

Por 

Jared Laureles / La Jornada
Ciudad de México, 28 de febrero.- La instalación de una mesa técnica y de diálogo anunciada por las secretarías de Estado que integran el Grupo Intergubernamental sobre la Sustentabilidad del Alto Golfo de California, no representa ningún avance significativo, "fue decepcionante para los pescadores" y evidencia que "no hay una estrategia clara" para atender la protección de la vaquita marina y el combate al tráfico ilegal de totoaba, señaló Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica.

El viernes pasado las secretarías de Medio Ambiente, de Marina y de Agricultura encabezaron la primera reunión ordinaria 2021, en Mexicali, Baja California. Se acordó la instalación de la mesa, en un periodo de dos semanas, en la que participarán autoridades federales, estatales y el sector pesquero.

Asimismo, se definió que el 26 de marzo próximo se presenten los primeros avances de trabajo y se analizará la posibilidad de reducir el polígono de exclusión a la pesca, además de incrementar los apoyos a los pescadores de las comunidades de la región del Golfo, mediante Bienpesca, que ascienden a 34 millones de pesos para 2021, de acuerdo con información oficial.

Indicó que las autoridades ya deberían tener en marcha acciones "como el retiro de las redes de pesca ilegal y realizar una investigación con apoyo de la Unidad de Inteligencia Financiera", para desarticular la "gran red" del tráfico de totoaba.