méxico | 23 de Octubre de 2020

Señalaron que el actual gobierno mexicano brinda un trato regulatorio preferencial a Pemex al cancelar o retrasar los permisos absolutos para las empresas energéticas de Estados Unidos. Foto María Luisa Severiano / archivo La Jornada

Por

Por 

Alejandro Alegría / La Jornada

Ciudad de México, 23 de octubre.- Legisladores texanos de Estados Unidos enviaron una carta al presidente de ese país, Donald Trump, para instar a una resolución con el gobierno mexicano para que se mantenga la certidumbre y certeza a inversiones de firmas estadunidenses en el mercado energético como se contemplan en la reforma de 2014, pues consideraron que las acciones de las autoridades mexicanas “amenazan” sus inversiones.

La misiva signada por 43 senadores y congresistas republicanos y demócratas, como Ted Cruz, John Cornyn y John Kennedy, señala que las medidas tomadas por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no solo “socavan el espíritu”, sino “la letra” del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), “acuerdo entre cuyos principales objetivos se encuentra promover el crecimiento entre los países participantes”.

“Nos preocupa profundamente que estas acciones demuestren un patrón de obstrucción y lo instamos a encontrar una resolución con el gobierno de México para mantener las condiciones de mercado actuales que brinda el marco regulatorio de la reforma energética, junto con certeza y equidad para las empresas estadunidenses que operan y compiten en México”, dijeron.

Señalaron que la actual administración federal del país brinda un trato regulatorio preferencial a Petróleos Mexicanos (Pemex) al cancelar o retrasar los permisos absolutos para las empresas energéticas de la Unión Americana.

Agregaron que el presidente López Obrador emitió un memorando para ordenar a los reguladores utilizar todos los recursos disponibles para proteger a la petrolera y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Destacó que recientemente legisladores de Morena han presentado iniciativas constitucionales para revertir la reforma energética impulsada por el ex presidente Enrique Peña Nieto en 2014, con el fin de concluir todos los contratos actualmente vigentes.

La carta que también fue enviada a Wilbur Ross, titular del Departamento de Comercio, así como a Robert Lighthizer, representante de la Oficina Comercial de Estados Unidos, entre otros funcionarios, recordó que México es el mercado de exportación más grande de productos petrolíferos estadunidenses y es un mercado en crecimiento para las exportaciones de gas natural, pues solo las exportaciones de productos refinados de ese país a México se han triplicado durante la última década.

Indicaron que tras la reforma energética las inversiones de empresas estadunidenses resultaron positivas, tanto en “el desarrollo de infraestructura y la generación de empleo en ambos lados de la frontera”.