Baja California | 19 de Septiembre de 2020

En imagen el secretario de Seguridad Pública Municipal de Tijuana, Jorge Ayón Monsalve. Foto cortesía Ayuntamiento de Tijuana

Por

Por 

Cristian Berrospe
Tijuana, 19 de septiembre.- El gobernador Jaime Bonilla Valdez le pidió al alcalde de Tijuana Arturo González Cruz remover al secretario de Seguridad Pública Jorge Ayón Monsalve durante su transmisión en vivo de este sábado, para que se le investigue por actos de corrupción que involucran a diversos miembros de la corporación y por presuntos nexos con el narcotráfico.  

La petición se da en el contexto del enfrentamiento que viven el gobernador y el alcalde de Tijuana, el cual ha escalado en los últimos días y que tiene también al partido Morena divido en dos fracciones.

Bonilla dedicó su presentación en vivo vía Facebook a la corrupción que dijo, impera en la Secretaría de Seguridad Pública de Tijuana, y se enfocó en el titular Jorge Ayón Monsalve, a quien acusó de “estar metido hasta las manitas” en casos de corrupción y posibles nexos con el narco.

“Qué lo muevan para que hagan una verdadera investigación... que le pida licencia “, apuntó Bonilla durante la presentación de varias notas periodísticas y videos de redes sociales en los que se evidencia la corrupción policíaca.  

También sumó el caso del pequeño de seis años Yurem Abdiel, quien falleció a causa de una bala disparada por un elemento de Seguridad Pública Municipal mientras perseguían a un delincuente. Según el peritaje, los policías dispararon 19 veces en la persecución y uno de los proyectiles se alojó en el vientre del pequeño que volaba un papalote en el patio de su casa.

La presentación incluyó un par de videos sobre reportajes hechos por medios de comunicación ubicados en San Diego, en el primero se hace mención de presuntas extorsiones a choferes de camiones que transportan productos perecederos a través de la garita de Otay.  

El segundo se refiere al caso de dos policías en activo que fueron detenidos en San Diego a principios de año. Marco Quijas y Jesús Estrada, quienes están acusados de participar en el robo a una casa de seguridad en complicidad con ciudadanos de aquel país, además de que usaban grupos delincuenciales en el trasiego de droga.  

El gobernador usó también un audio que un día antes dio a conocer y que circula en redes sociales, en el que se escucha la voz de un policía municipal que reporta un decomiso de drogas, y utilizando un lenguaje de claves que emplean las corporaciones de seguridad, menciona “el 03 Cabrera “, quién primero les felicita por el operativo realizado en la colonia Sánchez Taboada y después les indica que tienen que retirarse del sitio y olvidar que ubicaron dos departamentos donde había droga y algunas armas.  

Bonilla Valdez aseguró que el apellido “Cabrera”, aludido en el audio, corresponde al director de la policía comercial de Tijuana (Miguel Alejandro), a quien supuestamente movieron de donde estaba para que no siguiera hablando más y lo nombraron director de Servicios de Protección Comercial y de Vigilancia Auxiliar.  

Luego mencionó que todos los casos de denuncias sobre corrupción policiaca están en la Sindicatura municipal a la que el Cabildo “ha bloqueado” a petición del presidente municipal (por la pandemia, los regidores aprobaron que todas las diligencias municipales están canceladas).