méxico | 12 de Agosto de 2020

Ante la situación se aplicaron protocolos de bioseguridad. Imagen ilustrativa. Foto Marco Peláez / archivo La Jornada

Por

Por 

Jorge A. Pérez y D. Manzo / La Jornada

Oaxaca, Oax., 12 de agosto.- Ocho menores de edad dieron positivo a Covid-19 y hay dos casos sospechosos en el área de pediatría del hospital general Doctor Aurelio Valdivieso de la ciudad de Oaxaca, por lo que se aplicó el protocolo de bioseguridad, informó Manuel Sánchez Sánchez, encargado del nosocomio.

En un comunicado, el funcionario explicó que cuatro de los ocho infectados son recién nacidos y se encuentran aislados en la zona de lactantes; tres más, cuyas edades se omitieron, son atendidos por personal especializado y el último fue llevado a terapia intermedia.

De acuerdo con Sánchez Sánchez, hay dos casos sospechosos bajo observación en urgencias de pediatría y uno en tocopediatría; destacó, sin embargo, que todos se encuentran estables y que ninguno peligra.

Niegan servicio a indigente
En el hospital Covid -19 del Instituto de Salud y Bienestar de la ciudad de Juchitán, un indigente de 63 años de edad dio positivo a coronavirus y tuvo que esperar 12 horas para recibir atención.

Desde la tarde del lunes, en redes sociales circuló una fotografía de un señor acostado en el piso y una mujer cuidándolo; el personal le practicó la prueba de Covid-19, a la que dio positivo, pero debido a que no contaba con documento alguno y tampoco llegó con un familiar que se hiciera cargo, las autoridades alegaron que no reciben personas en condición de calle y que requerían la presencia de un responsable.

El alcalde de Juchitán, Emilio Montero Pérez, asumió la responsabilidad y extendió una referencia médica para su ingreso, pero tampoco se le permitió, y fue después de que se denunció públicamente el hecho en redes sociales cuando pudo entrar a esa unidad de salud.

En este contexto, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (Ddhpo) dio a conocer que desde el inicio de la emergencia sanitaria, en marzo, hasta el 10 de agosto se han registrado 113 quejas y 46 cuadernos de antecedentes por violaciones a las garantías individuales. Autoridades municipales ocupan el primer lugar, con 64 denuncias, principalmente por detenciones arbitrarias, cobro de multas y abusos aludiendo desacato a las medidas sanitarias.

Asimismo, hay 17 quejas relacionadas con los filtros sanitarios, así como el cierre de acceso a municipios y quejas de ciudadanos contra autoridades por no respetar las medidas sanitarias ni aplicar medidas de mitigación de contagios.

Dos quejas se relacionan con la decisión de autoridades municipales de hacer obligatorio el uso de cubrebocas.

También hay 16 acusaciones de personal de salud contra las autoridades: siete son de personal sanitario que es considerado población en riesgo pero no se les permite ausentarse de sus labores.

Otras tres denuncias se deben a la retención de personal de salud en comunidades y tres por la falta de material y medidas de protección en sus áreas de trabajo ante el riesgo de contagio de coronavirus.

Trabajadores del sector salud también interpusieron una queja en contra de funcionarios municipales de Oaxaca porque se les impide entrar y salir de la comunidad argumentando que ello implica riesgo de contagio de Covid-19.